Reconstrucción audiovisual de la realidad. Capitalismo: una historia de amor.

1. La destrucción del idealismo

El ya consagrado cineasta y escritor Michael Moore nos ofrece nuevamente una ácida visión crítica con su película Capitalismo: una historia de amor.

A mi parecer, el llamativo e incongruente título del film es una metáfora de lo que él siente y una reflexión oculta del amor. Algo que amas puede ser realmente malo y, sin embargo, no ser consciente de ello, o quizá no querer creerlo.
Lo mismo ocurre con el capitalismo. Este sistema nos rodea y condiciona nuestras vidas, pero probablemente no sea el más adecuado.

El capitalismo se basa en el egoísmo, o eso quiere que pensemos Moore. Y para ello, nos muestra una larga consecución de hechos apoyados por una asombrosa cantidad de noticias de periódico, comparaciones, antecedentes, entrevistas, gráficos y testimonios.

La película comienza con una secuencia de la antigua Roma, mientras la voz del cineasta describe su situación social y política. Es una gran ironía que refleja el capitalismo actual. Y es que esa es la realidad, parece que no hemos evolucionado nada en algunos aspectos. Los políticos siguen distrayendo al pueblo con espectáculos, para que no vean o para que olviden. Pero para algunos es imposible porque viven en su propia piel las devastadoras consecuencias del culto al dinero.

Está directamente relacionado con los habitantes de Estados Unidos, rodeados de injusticias y gente que valora más el poder y el valor económico que a las personas. Esto deriva en opresión de la clase media y baja por parte de la clase alta y de los altos ejecutivos de Wall Street, los auténticos dueños de la toma de decisiones a nivel global.

2. Ficha técnica de la película

Título original: Capitalism: a love story.
Director: Michael Moore.
Guionista: Michael Moore.
Estrellas: Michael Moore, Thora Birch y William Black.
País: EEUU.
Idioma: Inglés, ruso, español.
Fecha de publicación: 08 de enero de 2010.
Lugares de rodaje: plantas Chevrolet (Flint, Michigan), Chicago y Peoria (Illinois), Detroit
(Michigan), La Universidad de Harvard (Cambridge, Massachusetts), Lexington (Carolina
del Norte), Miami (Florida), Wall Street (Nueva York), Washington (distrito de Columbia) y Wilkes-Barre (Pennsylvania).

Imagen

3. Género cinematográfico

Tiene un carácter de registro en el que no se dramatizan los hechos, lo que lo convierte en un documental, un género con posibilidades muy diversas y divergentes, y cuyo contenido puede ser científico, educacional, divulgativo o histórico.

El documental cinematográfico es una producción audiovisual que se caracteriza por no poseer demasiado control por la imágenes mostradas, buscando la mayor objetividad posible, una realidad no modificada por el autor del proyecto. Sin embargo, puede ser complementaba por múltiples técnicas como son la narración, la música y efectos de postproducción.

Michael Moore adopta un rol participativo, siendo testigo y participe de lo captado. Entre los diferentes tipos de documentales elige la modalidad expositiva, de modo que es partícipe de la situación percibida por las cámaras y crea un ambiente cercano.

El director suele utilizar este modo de comunicar. Parece que las modalidades expositiva, de observación o reflexiva no consiguen los objetivos que quiere. Y es que el feedback enriquece el mensaje y hace que la implicación de Moore sea un símbolo de nuestra progresiva implicación, integrándonos en esa búsqueda de la verdad que tanto persigue.

4. La representación de la realidad

El documental no difiere en su construcción como textos sino en las representaciones que hacen. Sobrepasa la historia y su mundo imaginario para centrarse en un argumento acerca del mundo histórico.
Es una representación en el sentido retórico de la palabra, es decir, defiende una postura de un modo convincente, mediante representaciones fotográficas y auditivas del mundo, intuyendo que repararemos en que lo ha hecho aparecer con un objetivo que se manifiesta a través de un agente externo.
No representa la verdad absoluta, si no una verdad respaldada por argumentaciones y pruebas. Así, procura reivindicar la autenticidad, la interpretación supuestamente correcta del tema tratado.

Intensifica y reconstruye. Crea una realidad modificada que nos da la impresión de haber estado ahí siempre, esperando a que la descubriéramos. Aunque la cultura del siglo XX nos hace mirar a nuestro alrededor con incertidumbre, subjetividad y duda.

Imagen

La neurobiología nos ha enseñado que la razón y la emoción se funden, interaccionan y se condicionan respectivamente. Cada ser humano percibe el mundo de manera invidualizada. Por ello, toda realidad captada por cualquier sistema de grabación y difundida por los medios de comunicación
implica cierta manipulación.

Además, Moore tiene una marcada identidad social y plaga su película de significaciones ideológicas progresistas. Es importante conocer hasta donde se deben establecer mecanismos de control que permitan estar atentos a las posibles manipulaciones. No debemos olvidar que su forma de concebir la vida influye en todas sus argumentaciones y dota de subjetividad a las exposición.

De todos modos, es obvio que este director busca una finalidad persuasiva y de concienciación; una manipulación intencionada con finalidad social. Esto se ve claramente cuando acude a varios componentes de la iglesia para que opinen, apelando a algo que gran parte de los estadounidenses valora, que es la religión. De hecho, uno de ellos afirma que el capitalismo es un pecado. ¿Se puede considerar esto una razón objetiva?

5. La expresión del concepto

Las técnicas que utiliza Moore son variadas y, en mi caso, acertadas. No cabe duda de que este hombre ha hecho un buen trabajo de investigación y se ha recorrido EEUU buscando respuestas.

Por si alguien se ha perdido, hace un recorrido por los momentos históricos determinantes de la política y la economía norteamericana.

Hace hincapié en el intercambio verbal: testimonios, entrevistas…y en imágenes de demostración para dar validez a los testigos, o negársela. El argumento está basado en estas declaraciones, y en los diálogos de supuesta parcialidad, que tiene Moore con algunos de ellos.

No obstante, puede que algunas de las personas que aparecen no hayan dado su consentimiento para ser grabados. Pero a menudo, los realizadores documentales ignoran esta circunstancia haciendo referencia al proceso de investigación social o histórica, aprovechándose de los principios de libertad de expresión y de prensa.

En el diálogo entre el testigo y el director se esconde una jerarquía de control, pues éste último es un árbitro de la información que se presenta. Se le suele denominar pseudodiálogo, ya que no hay equidad absoluta entre los participantes.

En las entrevistas hay aún mayor control, generalmente enfocado al trasfondo afectivo inherente en el problema.
El entrevistador permanece a veces dentro del encuadre y a veces no, creando una sensación de discontinuidad espacial, casi existencial; el realizador está apartado del mundo histórico del actor social y fuera del encuentro directo.

Todo esto necesita un punto de apoyo más objetivo; basado en pruebas, en hechos históricos y las comparaciones de los mismos. Utiliza para ello gráficos, datos, titulares, fotografías y vídeos, algunos de ellos de principios del siglo XX.

La continuidad lógica entre los puntos de vista se sirve del montaje. El desarrollo de la idea lo hace de la voz en off; pertenece al director y se desenvuelve con las imágenes hasta llevarnos a las conclusiones a las que él ha llegado anteriormente.

6. Conclusiones

La comunicación audiovisual está siempre sujeta a una realidad visual y auditiva, que ha sido previamente modificada por el autor de la obra. No tiene por que tratarse de una manipulación consciente o previamente establecida, sino que se sucede por la propia realidad que condiciona su perspectiva.
El género documental está plagado de un fuerte utilitarismo argumentativo, dedicado a una finalidad, como puede ser el cambio de actitudes.


Moore hace acopio de sus cualidades divulgativas y persuasivas para conducirnos a la visión crítica y quizá lograr algún tipo de cambio, sobretodo en la población estadounidense.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s